La Importancia del Monto Consumido en la Declaración Jurada del Impuesto a las Ganancias. Definiciones y Aplicación Práctica.

Introducción

Casi mas importante que la determinación del impuesto a las ganancias de un contribuyente para un período fiscal determinado es el cálculo del famoso monto consumido. Esta vital importancia de dicho concepto en el armado de la declaración jurada anual está dada por la significación que implica determinar de la forma más correcta posible dicho importe a fin de evitar inconvenientes con el fisco.

El monto consumido es un ítem que integra el cuadro de justificación de las variaciones patrimoniales del contribuyente dentro del formulario de declaración jurada del impuesto a las ganancias y cuyo cálculo es automático según los datos ingresados por el responsable del impuesto.

Martín Caranta en su obra “MONTO CONSUMIDO: ALGUNAS CUESTIONES PARA REPASAR” (Práctica y Actualidad Tributaria (PAT) Tomo XXI Marzo 2015 – Editorial Errepar) dice que “Con el correr de los años, el monto consumido ha venido ganando protagonismo en la confección de la declaración jurada del impuesto a las ganancias, al punto de constituirse prácticamente en el aspecto al que habrá de prestarme la mayor atención, por cuanto cualquier error podrá fácilmente ser advertido por el Organismo Recaudador. En efecto, existe en la actualidad una serie de regímenes de información a través de la cual el Fisco Nacional capta datos sensibles y precisos de las erogaciones que realizan los contribuyentes, lo cual le permite monitorear minuciosamente el guarismo declarado.”

Definición de “Monto Consumido”. Exactitud vs Razonabilidad. Conceptos Incluidos y Excluidos.

El Anexo II de la Resolución General 2218 AFIP (B.O. 26/2/2007) establece algunas pautas a considerar respecto al monto consumido:

“Respecto del monto consumido, en esta versión el importe será calculado en forma automática por el sistema, en función de los datos consignados por el usuario. Este concepto deberá reflejar razonablemente los gastos de sustento y mantenimiento del responsable y/o su grupo familiar primario, así como los relacionados con el esparcimiento propio y de su grupo familiar (se integrará con los gastos personales del contribuyente y personas a su cargo -alimentación, servicio doméstico, indumentaria, cuotas de colegios, etc.; así como, de corresponder: viajes al exterior, expensas y gastos de inmuebles, patentes, seguros y gastos de rodados, etc.-), no debiendo contener otro concepto que no encuadre en dicha definición, el que deberá ser expuesto, en todo caso, en el rubro de la justificación patrimonial que corresponda.

A efectos de validar este cálculo, el sistema determinativo exhibirá una pregunta para confirmar el monto consumido que aparece al momento de cliquear para generar la declaración jurada, siendo la misma: “El aplicativo ha calculado como monto consumido el valor de $ xxx.xxx,xx. ¿Este importe refleja razonablemente su consumo para el período que está declarando? La confirmación implica que dicho importe no incluye gastos vinculados a su actividad gravada, ni donaciones u otros conceptos que deberían consignarse en el rubro correspondiente dentro del ítem ‘Justificación de las Variaciones Patrimoniales’.”. En caso de no reconocer dicho guarismo, el aplicativo no permitirá la generación de la declaración jurada hasta que sea confirmada la cifra que refleja dicho concepto.”

De esta definición extraemos como puntos salientes los siguientes:

a) El monto consumido no es un dato exacto ya que es una cifra que el aplicativo mediante el cual se confeccionan las declaraciones juradas lo calcula automáticamente en función de los datos cargados respecto a las rentas netas gravadas y al patrimonio inicial y al cierre del contribuyente.

b) Si bien el monto consumido no es un número exacto, si debe ser razonable. La AFIP por el momento no ha dado una definición específica sobre que considera “razonable” en los términos de calcular el monto consumido dentro de las justificaciones de las variaciones patrimoniales del contribuyente. En nuestra opinión, consideramos como “razonable” el importe que permitió al contribuyente solventar sus gastos de vida cotidiana de acuerdo a los ingresos y gastos declarados.

c) Conceptos incluidos en el monto consumido: de acuerdo a lo estipulado por la Resolución General 2218, la AFIP incluye dentro del consumido los siguientes conceptos generales:

  1. los gastos de sustento y mantenimiento del responsable y/o su grupo familiar primario,
  2. los relacionados con el esparcimiento propio y de su grupo familiar.

Mas específicamente y en particular, el fisco establece que quedan incluidos los siguientes gastos (que no son los únicos):

  • alimentación,
  • servicio doméstico,
  • indumentaria,
  • cuotas de colegios,
  • viajes al exterior,
  • expensas y gastos de inmuebles,
  • patentes,
  • seguros y gastos de rodados.

d) Conceptos excluidos en el monto consumido: los conceptos que quedan excluidos del consumido son aquellos  que no encuadran dentro de los conceptos considerados como consumidos por el contribuyente en el período fiscal. Simplificando la cuestión, son aquellos que deben integrar el rubro de la justificación patrimonial que corresponda, es decir entre otros:

  1. Conceptos que no justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales:
    1. Donaciones y/o disposiciones de fondos o bienes a favor de terceros,
    2. Resultado negativo por venta de moneda extranjera,
    3. Resultado negativo por venta de bienes registrables,
    4. Valor locativo,
    5. Ingresos presuntos,
    6. Amortización acumulada de los bienes dados de baja,
    7. Otros conceptos,
    8. Impuestos determinados no deducibles del período fiscal.
  2. Ganancias y/o ingresos no gravados o exentos,
    1. Ingresos por depósitos en Entidades Financieras del país,
    2. Dividendos distribuidos por sociedades del país,
    3. Ganancias provenientes del monotributo,
    4. Resultado por la venta de moneda extranjera,
    5. Ingresos provenientes de premios, sorteos y juegos de azar,
    6. Ganancias y/o ingresos exentos por un tratado internacional,
    7. Resultado por la venta de inmuebles,
    8. Resultado por la venta de rodados,
    9. Resultado por la venta de bienes intangibles,
    10. Otras ganancias y/o ingresos exentos o no gravados.
  3. Bienes recibidos por herencia, legado o donación,
  4. Gastos que no implican erogaciones de fondos:
    1. Amortizaciones de bienes de uso (excepto las correspondientes a rentas de la tercera categoría)
    2. Diferencia de gastos de mantenimiento presuntos de inmuebles (cuando éstos superan a los gastos
      de mantenimiento reales). Art. 85 LG
    3. Deducción de gastos por regalías percibidas en caso de transferencia definitiva de bienes. Art. 86
      LG.
  5. Conceptos que justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales:
    1. Amortizaciones del ejercicio de la tercera categoría correspondiente a empresas unipersonales,
    2. Amortizaciones del ejercicio de la tercera categoría correspondientes a sociedades de hecho,
    3. Otros conceptos.

Determinación Razonable del Monto Consumido. Su Importancia.

Como vimos, el monto consumido no es un número exacto ya que viene dado por los datos que el contribuyente haya declarado para el cálculo del impuesto correspondiente.

Esto no quiere decir que no sea real y significativa su importancia a la hora de cerrar la declaración jurada.

Determinar razonablemente el monto consumido de un contribuyente implica tener cierta certeza sobre el nivel de vida del mismo y los gastos en los que ha incurrido el y su grupo familiar para vivir en todo el año. Significa establecer ciertos parámetros de comparación entre las rentas netas declaradas y el nivel de vida llevado a cabo.

Caranta advierte que “la incorrecta determinación del monto consumido no es un tema de menor importancia, por cuanto el Fisco podrá efectuar ajustes impositivos bajo la figura del incremento patrimonial no justificado, en los términos del inciso f) de la ley 11683 de procedimiento fiscal, cuyo texto indica lo siguiente:

“Los incrementos patrimoniales no justificados representan:

1. en el impuesto a las ganancias:

– ganancias netas determinadas por un monto equivalente a los incrementos patrimoniales no justificados, más un diez por ciento (10%) en concepto de renta dispuesta o consumida en gastos no deducibles…”.

También el artículo 27 del decreto reglamentario de la ley de impuesto a las ganancias establece idéntica modalidad de ajuste:

“Los aumentos patrimoniales cuyo origen no pruebe el interesado, incrementados con el importe del dinero o bienes que hubiere dispuesto o consumido en el año, se consideran ganancias del ejercicio fiscal en el que se produzcan”.

El Monto Consumido Dentro del Cuadro de Justificación Patrimonial

Como vimos hasta aquí, el papel que juega el consumido dentro de la declaración jurada del impuesto a las ganancias es clave. No solo por el hecho de que es el “importe de comprobación” del cuadro de justificación patrimonial, sino porque es prácticamente el primer concepto que va a analizar el fisco a la hora de detectar irregularidades en los contribuyentes.

En el cuadro de variaciones patrimoniales, el monto consumido se expone en la columna I, y al ser su cálculo automático por diferencia entre los demás ítems del cuadro, es el importe que determina la igualdad entre las columnas de entradas y salidas que forman parte de la declaración jurada de Ganancias.

Sin embargo, más allá de que el cálculo del monto consumido sea una simple operación aritmética, el número final que determine el aplicativo deberá ser consistente con lo declarado y con el nivel de vida del contribuyente, tal como venimos exponiendo hasta aquí.

En base a ello, el aplicativo confeccionado por la AFIP para la presentación de la declaración jurada del impuesto a efectos de validar este cálculo, exhibe una pregunta para confirmar el monto consumido, siendo la misma: “El aplicativo ha calculado como monto consumido el valor de $ xxx.xxx,xx. ¿Este importe refleja razonablemente su consumo para el período que está declarando? La confirmación implica que dicho importe no incluye gastos vinculados a su actividad gravada, ni donaciones u otros conceptos que deberían consignarse en el rubro correspondiente dentro del ítem ‘Justificación de las Variaciones Patrimoniales’.”.

Como vemos, el consumido es un concepto fundamental a la hora de la liquidación del impuesto y como tal debemos asegurarnos que el mismo sea razonable aunque no sea exacto. De ello depende la veracidad de la declaración jurada y la solvencia ante cualquier inspección del fisco. O como bien dice Caranta, “estamos ante un fenómeno al que debe dársele la atención que requiere y no descansar en la simple “determinación por diferencia patrimonial”.”.

Aplicación Práctica

Analizaremos en cuatro simples ejemplos las implicancias del monto consumido dentro del cuadro de justificación patrimonial.

Se deberá tener en cuenta que solo se toman en consideración las operaciones detalladas en cada caso suponiendo que no hubo ningún otro ingreso y/o salida en el año fiscal con el fin de simplificar los planteos.

Caso 1

Patrimonio al Inicio: $ 0.-

Rentas gravadas netas: $ 1.000.000.-

Gastos por vacaciones en el exterior: $ 500.000.-

Patrimonio al Cierre: $ 500.000.- (corresponde a dinero en efectivo)

Monto Consumido (Por Diferencia): $ 500.000.- (coincide con el gasto efectuado por las vacaciones en el exterior, por lo tanto es un consumido más que razonable)

CONCEPTO COLUMNA I (SALIDAS) COLUMNA II (ENTRADAS)
Otros conceptos que no justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales 0,00
Resultado impositivo del período (Quebranto) 0,00
Patrimonio Neto al Cierre 500.000,00
Ganancias y/o ingresos exentos o no gravados 0,00
Bienes recibidos por herencia, legado y donación 0,00
Gastos que no implican erogaciones de fondos correspondientes a cada categoría 0,00
Otros conceptos que justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales (incluye amortizaciones de cada categoría) 0,00
Resultado impositivo del período (Ganancia) 1.000.000,00
Patrimonio Neto al Inicio 0,00
Subtotales 500.000,00 1.000.000,00
MONTO CONSUMIDO 500.000,00
TOTALES 1.000.000,00 1.000.000,00

Caso 2

Patrimonio al Inicio: $ 0.-

Rentas gravadas netas: $ 1.000.000.-

Gastos particulares con tarjeta de crédito: $ 100.000.-

Herencia recibida en efectivo: $ 700.000.-

Ingreso por ganar primer premio de lotería: $ 450.000.-

Patrimonio al Cierre: $ 2.050.000.- (corresponde a dinero en efectivo)

Monto Consumido (Por Diferencia): $ 100.000.- (coincide con el gasto efectuado con tarjeta de crédito, por lo tanto es un consumido más que razonable).

CONCEPTO COLUMNA I (SALIDAS) COLUMNA II (ENTRADAS)
Otros conceptos que no justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales 0,00
Resultado impositivo del período (Quebranto) 0,00
Patrimonio Neto al Cierre 2.050.000,00
Ganancias y/o ingresos exentos o no gravados 450.000,00
Bienes recibidos por herencia, legado y donación 700.000,00
Gastos que no implican erogaciones de fondos correspondientes a cada categoría 0,00
Otros conceptos que justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales (incluye amortizaciones de cada categoría) 0,00
Resultado impositivo del período (Ganancia) 1.000.000,00
Patrimonio Neto al Inicio 0,00
Subtotales 2.050.000,00 2.150.000,00
MONTO CONSUMIDO 100.000,00
TOTALES 2.150.000,00 2.150.000,00

Caso 3

Patrimonio al Inicio: $ 0.-

Rentas gravadas netas: $ 1.000.000.-

Gastos colegio hijos: $ 120.000.-

Gastos por vacaciones en el exterior: $ 370.000.-

Expensas departamento donde vive junto a su familia: $ 24.000.-

Compra vehículo: $ 300.000.-

Donaciones a una ONG: $ 40.000.-

Patrimonio al Cierre: $ 446.000.- (corresponde $ 300.000.- por el vehículo y $ 146.000.- en dinero en efectivo)

Monto Consumido (Por Diferencia): $ 514.000.- (coincide con la sumatoria de los gastos efectuados por cuotas de colegio, vacaciones y expensas, por lo tanto es un consumido más que razonable).

CONCEPTO COLUMNA I (SALIDAS) COLUMNA II (ENTRADAS)
Otros conceptos que no justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales 40.000,00
Resultado impositivo del período (Quebranto) 0,00
Patrimonio Neto al Cierre 446.000,00
Ganancias y/o ingresos exentos o no gravados 0,00
Bienes recibidos por herencia, legado y donación 0,00
Gastos que no implican erogaciones de fondos correspondientes a cada categoría 0,00
Otros conceptos que justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales (incluye amortizaciones de cada categoría) 0,00
Resultado impositivo del período (Ganancia) 1.000.000,00
Patrimonio Neto al Inicio 0,00
Subtotales 486.000,00 1.000.000,00
MONTO CONSUMIDO 514.000,00
TOTALES 1.000.000,00 1.000.000,00

Caso 4

Patrimonio al Inicio: $ 500.000.- (corresponde a un vehículo adquirido el año anterior)

Rentas gravadas netas: $ 1.500.000.-

Ingreso por préstamo solicitado al Banco Nación: $ 900.000.-

Amortizaciones: $ 100.000.-

Compra de muebles y artículos para el hogar: $ 60.000.-

Patentes y gastos del vehículo: $ 36.000.-

Patrimonio al Cierre: $ 1.904.000.- (corresponde al vehículo $ 500.000.-, dinero en efectivo $ 2.304.000.- y deuda por préstamo $ 900.000.-)

Monto Consumido (Por Diferencia): $ 96.000.- (coincide con la sumatoria de los gastos por compras para el hogar y patentes del rodado)

CONCEPTO COLUMNA I (SALIDAS) COLUMNA II (ENTRADAS)
Otros conceptos que no justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales 0,00
Resultado impositivo del período (Quebranto) 0,00
Patrimonio Neto al Cierre 1.904.000,00
Ganancias y/o ingresos exentos o no gravados 0,00
Bienes recibidos por herencia, legado y donación 0,00
Gastos que no implican erogaciones de fondos correspondientes a cada categoría 100.000,00
Otros conceptos que justifican erogaciones y/o aumentos patrimoniales (incluye amortizaciones de cada categoría) 0,00
Resultado impositivo del período (Ganancia) 1.400.000,00
Patrimonio Neto al Inicio 500.000,00
Subtotales 1.904.000,00 2.000.000,00
MONTO CONSUMIDO 96.000,00
TOTALES 2.000.000,00 2.000.000,00
email

Marcos Felice

Contador Público Nacional Matrícula CPCECABA T° 364 F° 236 Si tenes alguna duda sobre el artículo que acabas de leer comunicate: contacto@cdormarcosfelice.com.ar

Comments

Deja un comentario