¿Sabias que en Argentina existen más de 40 impuestos a nivel nacional, otros 41 que se aplican a nivel provincial y 82 que son responsabilidad de municipios y departamentos de todo el país?

Es decir, más de 163 impuestos, de los que se estima la recaudación mayor está centralizada un 90% en AFIP.

Hay un alto número de normativas que debe hoy conocer un contribuyente para cumplir en tiempo y forma con sus obligaciones, estimemos más de 6900 sin actualizar las que van este año.

En el año 2016 enfrentamos los profesionales el desafío de cumplir y entender todo lo referente al blanqueo, en el 2017 una reforma tributaria y para no perder el ritmo en el 2018 revaluó y ajuste por inflación, que si bien no se reconoce para la determinación de impuestos es una realidad que no se puede negar.

Nos vimos frente a cambios de sistemas donde para citar un ejemplo el año pasado el de ganancias y bienes personales, gracias a nuestra participación pudo AFIP corregir los más de 80 errores, si ese número de errores en un aplicativo que era para que el contribuyente exteriorice y determine el impuesto que debía ingresar.

Hace pocos días informamos que dos servicios de AFIP web calculan en forma distinta los intereses.

Son infinitos los ejemplos de trabajo en conjunto que hacemos, hemos llegado a convertirnos en data entry con tantos regímenes de información, podríamos decir que no es nuestra tarea, que es el contribuyente quien debería hacer todo, pero para ser sinceros, si ellos se ocuparán de estas tareas administrativas, ¿quien produciría,comercializaría e incentivaría el consumo?

La burocracia está superando ampliamente cualquier idea que teníamos de ella.

Si hasta hay operativos que obligan a cargar a diario, si diariamente incluido feriados y días no laborales, el total de facturación de un comercio minorista por ejemplo libreria.

También los pequeños comercios (monotributistas) se ven obligados a adquirir equipos de nueva generación en lo que hacen a controladores fiscales cuyo costo supera los $36.000 para cumplir con presentaciones mensuales de transferencia de información, aclaramos que es así atento a los pedidos realizados porque el organismo pretendía que fuera semanal.

Entendemos la importancia que cada medida tiene, lo vital que es una recaudación en tiempo y forma, por tal motivo somos los primeros en alentar un dialogo entre quienes trabajamos asesorando en impuestos y el organismo de recaudación.

Si bien no podemos considerarnos piezas vitales, si entendemos que es importante valorar nuestra labor.

Detrás de una declaración determinativa de impuestos, hay un profesional que ocupa muchas horas en cursos de capacitación, en lectura de leyes, resoluciones, jurisprudencia. Horas que dedica a su profesión restándolas a su familia, ni siquiera contamos con 15 días de descanso o feria al año, no pasan más de 5 días entre declaración y declaración que debemos presentar incluso en época estival.

El Derecho a un trabajo digno, a un descanso anual y el de una retribución justa, día a día son puestos en tela de juicio cuando hablamos de nuestra labor.

Aquí el problema no es cuanto sale él honorario profesional de quien confecciona una declaración, el tema central es realmente llegar a un sistema tributario más ordenado, acotado y optimizado, en el mientras tanto te recomendamos: 

NO DEJES DE CONTRATAR UN PROFESIONAL MATRICULADO

CP Miriam Roldan y más firmas al pie.


Si te resulta útil la página y la información que hay en ella, podes colaborar y ayudar a mantener actualizado el blog suscribiendote por $ 200.- mensuales durante 12 meses.

Colaborar


Comments